domingo, 16 de mayo de 2010

Necia

Nada es suficiente, nada le hace feliz, huye cuando debe afrontar y se esconde en mil disculpas, hiere sin saber cuanto y lastima con el peor lenguaje, ama sin saber que lo ata y piensa solo en hoy, en si mismo, en como... y que sera su rutina de mañana, nada es suficiente pero se ahoga en su propio ciclo, no cambia ni respeta, no oye y solo dirige, vil, despiadado, sin corazón ni sentimiento lastimero. Cree que darle una gota de agua a la flor es demasiado, la deja secarse, no hace ningún esfuerzo por verla radiante, cada día el sol mismo la quema la marchita. Cree que una palabra adornada vale mas que el mismo hecho, se equivoca y lo sabe bien, mas no le preocupa en lo mas mínimo, siempre habrán flores en su jardín ha de pensar, se enamora de la que no debe y la que era su doncella se muere, como has de ser tan ciego como has de ser tan frió. Como la abeja indecorosa atrevida, que extrae el néctar de la flor mas bella y solo se va. Necia flor que se muestra tan confiada y se deja a cualquiera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada